Rioja

En Altos de Corral no cesamos en nuestro empeño de mantener al más alto nivel la herencia de la calidad, fieles a la tradición vitivinícola centenaria de nuestra bodega. Es nuestro deber, al igual que nuestro privilegio, preservar el inmenso potencial que nuestros viñedos albergan en sus raíces. En nuestros vinos se paladea el vínculo indisoluble que el hombre profesa por la tierra.

TERRUÑO

Como si de un escultor invisible se tratase, las condiciones climáticas y orográficas de nuestra finca perfilan un enclave único en el corazón de La Rioja, del que logramos sacar la verdadera esencia de nuestro terruño.

TERRUÑO

Como si de un escultor invisible se tratase, las condiciones climáticas y orográficas de nuestra finca perfilan un enclave único en el corazón de La Rioja, del que logramos sacar la verdadera esencia de nuestro terruño.

ALTITUD

Nos alejamos de los valles para acercarnos un poco más al cielo.
Nuestra finca se sitúa en el municipio de Navarrete (Rioja Alta), a 600 metros de altitud, límite para el cultivo vitícola en la zona. Al norte la antigua Sonsierra como recolonización vinícola por los frailes de Leyre después de la invasión árabe, también al norte cercano la cárcel donde el obispo Acuña purgó de mala manera y con desahogo epístolas el castigo por comunero. Hacia el este la tumba de Cersar Borgia. Al este Clavijo, otra de las corrientes sobre La Rioja, la castellana, al oeste el Camino de Santiago como influencia francesa para propiciar, además de lo penitente, la cultura del vino y al sur los montes de Moncalvillo.

CLIMA

La confluencia de los climas atlántico, continental y mediterráneo crea en Altos de Corral un microclima único, al resguardo de la Sierra de Moncalvillo y la Sierra de Cantabria. Los grandes vinos del mundo se producen al filo de la navaja climática que de vez en cuando nos proporciona vino deficiente y otras campañas culmina en excelente plenitud, es el fruto de la inseguridad, lejos de lo estándar.

VARIEDAD

Cultivamos la variedad tempranillo, variedad autóctona en La Rioja. Es la variedad considerada como la más fina y representativa de las uvas tintas españolas. Ofrece un grano de tamaño pequeño y racimos sueltos y de color violáceo oscuro, casi negro, de los que se obtienen vinos muy aromáticos.
Los vinos obtenidos con la uva tempranillo son aptos para largas crianzas, en las que el tempranillo expresa toda su elegancia.

SUELO

Las diez hectáreas que comprende el terruño de Altos de Corral albergan tanto suelos de naturaleza arcillo-calcárea en su zona norte como de tipo aluvial, en su zona sur. Un manto de cantos rodados y cascajo cubren la totalidad de la finca, confiriendo un verdadero esfuerzo para las vides encontrar el sustrato necesario para su existencia.

SABIDURÍA

El cuidado de cada proceso convierte a Altos de Corral en un vino excelente. Conoce nuestra filosofía de trabajo en Altos de Corral.